Facebook Icon Twitter icon Linkedin icon
Negocios

Un banco sin filas: la incursión de los servicios financieros en internet

Enrique Culebro Karam, Presidente de la Asociación de Internet .MX y Director General de Central Media S.C., opina sobre los cambios en el ecosistema financiero de México que vienen de la mano de players como Nubank y nuevas soluciones como el CoDi

Enviar por e-mail
Transacción financiera vía smartphone

Los servicios financieros han formado parte importante dentro del crecimiento de los pequeños y grandes negocios, así como del desarrollo social. Cuentas de depósito, créditos, seguros y cuentas de ahorro, forman parte de los servicios más contratados por las personas, con base en datos de la Tercer Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), realizada en  2018 por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México.

Para la gestión de trámites en la contratación de algún servicio en el banco, era necesaria la presencia del solicitante. Hoy en día, las herramientas tecnológicas están permitiendo que más personas puedan acceder a servicios financieros sin necesidad de presentarse en una sucursal física. Con ello, surge en el desarrollo bancario del país un modelo de negocio basado en plataformas digitales, en el que los préstamos son el core business.

Pero ¿qué está sucediendo actualmente con el sector bancario y su desarrollo en internet?

Con base en el 15° Estudio de Hábitos de los Usuarios en México 2019, hay 82.7 millones de personas conectadas, de las cuales 58% realiza actividades financieras en línea, 5% más que al año pasado. El celular es el medio por el cual se realizan estas acciones, ya que de las personas que llevan a cabo actividades financieras en línea, 28% las hace por medio de un Smartphone a través de la aplicación digital de su banco. Como es sabido, varias de las industrias tradicionales están enfrentando un proceso de transformación en el que el uso de tecnología los está obligando a adaptarse al entorno y a la par, ofreciéndoles un área en el cual puedan desarrollar ideas innovadoras privilegiando el beneficio al cliente.

Terminología bancaria, de la moneda al dinero digital

Las operaciones bancarias actuales han originado una confusión de términos dentro del mundo digital. Así, puede decirse que criptomoneda, moneda virtual y dinero digital no son la misma cosa.

El Dinero Digital es el que se utiliza para el intercambio monetario por medio de una plataforma electrónica entre dos entidades bancarias por medio de divisas concretas (dolar, euro, peso, etc). Tales formatos incluyen los realizados a través de aplicaciones móviles, compras por internet y mediante tarjetas de crédito o débito en una terminal bancaria en el punto de venta. Así, las transferencias interbancarias, las compras con tarjeta y en internet utilizan este tipo de dinero.

Con respecto a la moneda virtual, ésta tiene su origen y uso en el mundo digital. Este tipo de “dinero” se encuentra presente en dos formas; en los videojuegos, para transacciones dentro del mismo como los “Pavos” en Fortnite, los “Minecoins” en Minecraft  y los “Pokecoins” de Pokémon Go; y mediante divisas especializadas protegidas por criptografías, que no cuentan con un emisor centralizado y que sirven para realizar transacciones en el mundo digital, esto es lo que se considera criptomoneda. Algunos ejemplos son el “Bitcoin”, el “Litecoin” o el “Dash”.

Ya no más filas, efectivo y tarjetas

Con el creciente uso de tecnologías e innovación en los servicios bancarios, la implementación de productos que permiten el fácil acceso a nuevos clientes, así como a los actuales a simplificar los procesos de intercambio, pago y solicitud, se abre una brecha a la generación de un mercado más competitivo en el que día a día se crean un amplio número, a nivel mundial, de entidades financieras y de gestión de información bancaria, que otorgan al usuario mayores comodidades. Plataformas como Visa Checkout y Masterpass, simplifican el proceso de pago en compras, al ofrecer la gestión de datos bancarios como core business, dando al sentido de “protección” un valor de relevancia para su negocio.

Las tecnologías de lectura de códigos Quick Response (QR) o Near Field Communication (NFC), que se encuentran presentes en los Smartphones, están generando la creación de proyectos a gran escala para que más personas pueden adentrarse en el mundo digital bancario, al poder realizar compras sin necesidad de dinero en efectivo o por medio de tarjetas de crédito o débito. Tal es el objetivo del gobierno actual en México, quien en conjunto con el Banco de México, está desarrollando el proyecto CoDi (Cobros Digitales) en el cual éstas implementaciones tecnológicas permitan a los mexicanos ser más digitales en temas de transferencias bancarias y pago de productos mediante códigos QR y tecnología NFC. El sistema CoDi, permitirá que más del 70% de la población conectada sea beneficiada, ya que en el país, 92% de esta población tiene al Smartphone como dispositivo de conexión preferido. Con ello, los establecimientos comerciales y bancarios tendrán un reto importante, invertir en tecnología que permita el uso de estos sistemas.

Ver también: CoDi, como la nueva plataforma de pagos mexicana podrá impulsar la innovación

Los nuevos jugadores

La apertura que trajo consigo la incursión internet para el desarrollo del sistema bancario, ha permitido la entrada de nuevos jugadores en el mercado a ofertar sus servicios. La creación de empresas financieras basadas en el entorno digital (fintech) y la incursión de otras ya desarrolladas en este ecosistema como lo son Facebook, Google, Apple y Amazon (bigtechs), está originando en las entidades bancarias una ola de innovación para el desarrollo de soluciones financieras con base en los hábitos de los usuarios.

En México, acceder a redes sociales es la actividad principal de los usuarios de internet (82%). Con ello, la implementación de estrategias que permitan un rápido y fácil acceso a las operaciones bancarias básicas, a través de estos medios se está volviendo una realidad. Ejemplo de ello son las acciones realizadas en el país por los bancos Banorte y Santander, con sus funcionalidades Banorte Go, en el cual se podrán hacer transferencias interbancarias de hasta $8,000.00 pesos a través de redes sociales como Facebook, Whatsapp, Twitter, Instagram y Tinder; y Santander TAP, con un monto máximo de transferencia de $4,000.00 pesos, disponible solo en Whatsapp. Ambas soluciones habilitadas por el momento en dispositivos con sistema operativo Android.

Con respecto a nuevas empresas, el mercado mexicano es uno de los que están en la mira de los inversionistas, para desarrollar productos bancarios basados totalmente en digital. El caso más interesante al respecto, es sobre la incursión de la Fintech brasileña Nubank, que bajo la marca Nu, ingresa al país a ofertar servicios financieros que permitan a los usuarios tener un control más estable sobre sus finanzas, así como el desarrollo del talento mexicano con la instalación de un Centro de Desarrollo y Tecnología, que en conjunto con el establecido en Berlín, Alemania, enfocado en la infraestructura e ingeniería de datos, buscarán el crecimiento de Nubank a nivel mundial.

Ver también: Nubank’s New Move Towards Mexico: What Does This Mean for the Country?

El desarrollo del sistema bancario mediante el uso de internet y nuevas tecnologías en México está permitiendo incluir a más personas como consumidores de productos bancarios, incentivando el comercio electrónico a través de la protección de datos y la facilitación de procesos de pago, así como la apertura a nuevos competidores. Con ello, se está generando una oferta financiera más amplia, innovación constante en soluciones enfocadas en la comodidad del cliente y la especialización de éste en el mundo digital mediante el uso de tecnologías.

También puede gustarte