Facebook Icon Twitter icon Linkedin icon
Destacado

AMLO, el nuevo presidente de México

Poderoso, enérgico y prometedor. Así la figura del nuevo presidente de México se presenta tras su toma de posesión este 1 de diciembre.

Enviar por email para leer más tarde

Este sábado, 1 de diciembre, la capital de la segunda mayor economía de Latinoamérica, Ciudad de México, fue escenario de la ceremonia de investidura del nuevo presidente de México – Andrés Manuel López Obrador, o AMLO, como es conocido no solo en México sino que también por la comunidad internacional.

Tras alcanzar la victoria en julio, con más del 53% de los votos – hay que decir, más del doble de su principal opositor Ricardo Anaya – AMLO se convierte ahora en el primer presidente de izquierda de México después de décadas de gobiernos conservadores y centristas en el país.

Bajo la promesa de conducir un cambio “profundo y radical”, el nuevo presidente lleva al poder el joven partido Movimiento Regeneración Nacional, MORENA, fundado por AMLO en 2013, tras su salida del PRD (Partido de la Revolución Democrática).

Discurso optimista y prometedor, índices de popularidad sorprendentes y una carrera electoral considerada por muchos un evento histórico. A continuación, hacemos un recogido de los principales retos que el nuevo presidente mexicano va a encontrar ante sí y cómo los mercados han reaccionado a su victoria.

La “Cuarta transformación”

López Obrador inicia su sexenio con elevado índice de aprobación de un 56%, según señala BBC News. La tasa se manifiesta aún más expresiva si se lleva en cuenta el índice de su predecesor, Enrique Peña Nieto, que deja el poder con sólo un 24% de aprobación, tras una gestión llena de escándalos de corrupción y tasas de asesinatos alarmantes.

Y es justo en relación a estos delicados temas que el discurso de AMLO halló su fundamento, sobre todo en su campaña presidencial y en la primera conferencia ya como presidente investido. “Si me piden que exprese con una frase el plan del nuevo gobierno, respondo: acabar con la corrupción y la impunidad”, afirmó.

La promesa del nuevo presidente de emprender la “cuarta transformación” del país tiene que ver con tres históricos momentos que vivió México en su trayectoria político económica: la independencia, las reformas liberales del siglo XIX y la Revolución mexicana.

Por lo que el objetivo que plantea AMLO bajo la promesa de Cuarta Transformación es que su presidencia, al igual que estos eventos históricos, suponga una renovación profunda para el país, según informa BBC News.

El discurso del nuevo presidente mexicano, de hecho, se está valorando por varios expertos como bastante ambicioso, ya que quizás no logre la relevancia histórica que desea en solo un sexenio. Y en materia de reelección, no solo sería necesario cambiar la actual Constitución mexicana para hacerlo posible, sino que también el discurso de AMLO, que señaló “Dejo en claro que, bajo ninguna circunstancia, habré de reelegirme. Por el contrario, me someteré a la revocación del mandato”, en respecto al hecho de que ofreció poner a referendo su gobierno a mitad de su sexenio.

Los principales retos del nuevo gobierno

Aparte del norte general con lo que desea orientar el país en su nuevo gobierno, AMLO aún tendrá que enfrentar algunos problemas que México viene experimentando y que, en efecto, serán verdaderos retos para la gestión de su equipo.

Seguridad

Uno de los mayores y más urgentes retos que AMLO tendrá que enfrentar es la violencia que azota el país. Para poner en contexto, Enrique Peña Nieto deja el poder con 129.000 asesinatos y 40.000 desaparecidos, según informa El Español, además de otros números alarmantes que refuerzan la crisis de violencia al que el país hace frente.

A fin de arreglar los graves problemas de seguridad, el nuevo presidente llevará a cabo un plan de lucha contra el crimen que tiene previsto crear un cuerpo militar de competencias federales, que llegue a 50.000 efectivos, según el periódico The Economist.

Inmigración

En el marco de la relación entre México y EE.UU, los países tienen una complicada crisis de inmigración para solucionar: en la ciudad fronteriza Tijuana están acampados miles de  centroamericanos, detenidos en su ruta hacia Estados Unidos.

Para lograr solucionar la situación, AMLO firmó un acuerdo con Honduras, El Salvador y Guatemala para crear un plan de contención del flujo de migrantes buscando asilo en Estados Unidos, según informa BBC.

Educación

El plan del nuevo gobierno para la educación es plantear una reforma en el sistema, y, de hecho, el primer paso en el ámbito educativo será abolir la impuesta por su predecesor Enrique Peña Neto, según señala El Español. Bajo el plan de hacer pasar una ley educativa progresista para garantizar la gratuidad de la educación y su carácter obligatorio, además de asegurar la estabilidad de los docentes, el equipo del nuevo presidente está dialogando con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Qué decir de la economía y de las relaciones internacionales

En el marco de la economía, México pasa por una situación que, pese a las inestabilidades e incertidumbres, con pérdidas acumuladas en la bolsa tras las últimas semanas en razón de las decisiones opuestas a las que los mercados estaban esperando, puede suponer un cambio bastante expresivo.

Eso porque las relaciones con el vecino Estados Unidos aún están por definirse. Y, en cambio, algunos otros países sobresalen en el escenario como potenciales socios económicos y comerciales. China, de hecho, es uno de los probables aliados del nuevo gobierno, con interés por parte de los inversores en establecer relaciones con la gestión de López Obrero, lo que ha quedado claro tras la confianza expresada por el director general del Bank of China México Shanwen Xin, con el gobierno de López Obrero, quien será su cliente potencial, según informa El Economista.

Aún en el marco de la relación con la potencia asiática, Shanwen Xin dijo que México se ha convertido en el principal país dentro de América en términos de vínculos con China, puesto que la guerra comercial entre China y Estados Unidos se recrudece cada día.

Según El Español, AMLO tiene intención de iniciar una estrategia de diversificación económica, planteando una nueva fase para los acuerdos bilaterales, a ejemplo de Rusia, que es muy probable que se acerque de la nueva gestión, tras los indicadores positivos de crecimiento de inversiones rusas en México en los últimos años (400%).  

Aún en materia de acuerdos, el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) también figura como uno de los grandes retos del mandato del nuevo presidente, ya que las reformulaciones aún se están llevando a cabo, con nuevos temas de discusión entre los países, a fin de concluir el proceso de renegociación y sacar el mejor partido del tratado.

Según informa la Agencia Reuters, el hombre más rico del país, el empresario Carlos Slim, dijo que el discurso de AMLO genera “certidumbre e invita al trabajo y la inversión”. “No hay duda (de que hay condiciones para invertir y confianza en México)”, agregó luego de la alocución de AMLO, a la que asistió como invitado.

Lo que aún está por venir

Respecto al escenario macroeconómico, AMLO ha prometido estabilidad e independencia del Banco de México, según informa El Comercio.

“Los cambios serán profundos, pero serán realizados dentro del orden establecido. Habrá libertad empresarial, de expresión, de asociación y de creencias”, afirmó según BBC.

“Estoy consciente de la gran expectativa que existe entre los mexicanos, pero soy optimista y creo que vamos a salir bien, vamos a enfrentar los grandes y graves problemas nacionales”, añadió.

Con propuestas bastante ambiciosas y una agenda llena de desafíos, el nuevo presidente de México parece tener la energía y popularidad necesarias para llevar a cabo todos los objetivos que ha planteado en su campaña. Sin embargo, lo que está claro es que, de parte del mercado y de cómo de hecho las relaciones se establecerán, lo que sucederá aún queda por ver.

Leave your comment

* *

0 Responses

You might also like